domingo, 22 de febrero de 2009

Perdiéndonos




Anuncia tu espalda,
la partida que escinde
ilusiones vividas de a dos,
¿ayer/hoy?
ya somos pasado.
No se aún en qué momento
perdimos la esperanza,
quizás cuando,
nuestras manos se abrieron
desuniéndonos,
abandonándonos a la deriva.

Abro las ventanas de mi corazón
buscando encontrar lo perdido,
negras nubes me saludan,
gorriones mueren en los aleros.
Ya no hay cielos azules
ni calandrias cantando desde
los paraísos que rodean mi jardín,
el que fuera nuestro.

Cerramos las persianas de nuestro futuro,
escribimos un cartel “Se alquila”
y mi corazón se abocó tenaz
a la búsqueda de ilusiones,
para llenar el vacío.
Otro cartel anunciaba
“Sin existencia”
el mundo pide mucho de ilusiones
el mundo pide esperanzas nuevas
y las fuentes de los deseos
rechazan las monedas de los perdedores.

Tantas palabras sin sentido
para decir que me duele.
Para decir
que me dueles
que este dolor comenzó en el instante
en que nos soltamos las manos
y nos arrastró la corriente de la vida,
perdiéndonos, sin esperanzas.




María Magdalena Gabetta


Pintura: "Perdiéndonos", de la pintora argentina, Laura Medina

4 comentarios:

Davinia dijo...

Que bien describes esos momentos en que todo se hunde a nuestro alrededor, y nos sentimos solos y vacíos; parece que no va a volver a brillar el sol de nuevo, pero como bien dices en tu poema anterior, un día cualquiera volvemos a sentirnos "vivos" y de nuevo despierta el AMOR en nosotros, ese Amor que nos llena de ilusiones, y nos hace disfrutar con deleite de todo, cada momento lo palademos como si fuese el último, bien sea dulce o amargo, pues como dices, en nosotros está transformar lo amargo en almibarado...

Laura, me siguen impactando mucho tus pinturas, transmites muy bien esa soledad y desencanto, tanto en la expresión como en la pose y la fuerza de esa mano.

Muchos besos a las dos ;)

maría magdalena gabetta dijo...

Gracias Laura por tu generosidad de siempre y gracias por nombrar a tu cuadro con mi poesía, parece que nuestras inspiraciones volaran de la mano. Un beso. Magda

Laura dijo...

Davinia: no puedo más que agradecerte tus palabras, de verdad me halaga

Magda: ya hemos hablado pero nuevamente te estoy agradeciendo. Mi beso de siempre Nena.

Iñaki Etxebarria dijo...

Confío en que tus dolores de amor sean pasajeros. Es una lástima que alguien tan sensible sufra de algo que tanto te sobra.
No bajes nunca un peldaño. ¡Qué lo suban ellos!
Un beso