domingo, 15 de marzo de 2009

Me dueles y te amo, América



Me dueles y te amo América,
pero no me duele la América opulenta,
me duele la América de escasez.

Me dueles y te amo América,
la de las mujeres campesinas,
la de los indígenas despojados,
la de los niños hambrientos,
la de los jóvenes sin futuro,
la de los hombres consumidos
en pos de un mísero salario.
La de los abnegados maestros
bregando por la igualdad y la educación,
la de médicos, enfermeras o voluntarios,
que ayudan a los pobres en su desgracia
y no exigen dinero en devolución.

Me dueles y te amo América,
que fuiste sometida y saqueada,
a la que le ahogaron esperanzas,
a la que le martirizaron sus caudillos,
a la que le amordazaron la boca,
le cegaron los ojos y taponaron sus oídos.

Me duele y amo esta América hermosa
dónde la naturaleza fue prodiga
en montañas, selvas y ríos,
esta mágica tierra orgullosa,
de la estirpe del indio, el puma, el yacaré,
el cóndor que en las cumbres hace nido,
las aves de plumaje de intenso colorido,
el maíz, la yerba mate y el café.

María Magdalena Gabetta
Pintura: "Campesina" del pintor Salvadoreño, Oscar López Guerra

4 comentarios:

Marirose dijo...

No me quedan más palabras ante semejantes obras de arte, una la poesía,letras que dibujan el sentir de los que amamos esta América que tanto y tanto nos duele.Verdades bordadas como solo tú puedes hacerlo.
La otra, la pintura,un paisaje perfecto, colores que embelesan y todo el sentir exquisito de otro grande Oscar López Guerra.
Mi gratitud a los dos por permitir contemplar sus maravillas. Besos, Ma.Rosa, almalen2005

Adriana73 dijo...

Asi como me llega al alma la profundidad de tus letras, soy una gran admiradora de las obras de Zepol. Ambos tienen ese sentir en sus expresiones que llega a quien lo mire o lea. Tus poesias tendrian que estar difundidas a través de los colegios, en "Formacion Ciudadana", materia que informa (y está bien) sobre todo lo referido a un buen ciudadano, pero que como pasa siempre, olvida a quienes están excluidos de todo derecho.
Un beso grande a los dos por la generosidad de compartir vuestro arte.

Anónimo dijo...

Verdaderamente hermosa la pintura de ZEPOL que te inspirô este lindo poema.

Un beso.
Loreto.

Anónimo dijo...

Ese Zepol solo es superado por la belleza de tus letras. Qué dueto, Señor! Juan Franco.