martes, 25 de marzo de 2008

Enfado




Me envuelve el enfado como un manto rojo
dejando a un lado mis horas de llantos
mis días dolorosos de fémina herida,
imagen punzante que me persigue y castiga

Me erijo en sobreviviente
de la oscuridad más oscura,
superando obstáculos de horizontes
cruzados por ríos de olvidos indeseados.
Le grito mi enojo
a esta realidad de tejer soledades
con hilos de ausencia,
y esperanzas perdidas.

Enfrento sin miedos
este desengaño que ya no duele
porque es carne de mi carne,
desgarrada y escarnecida.

A este sinsabor con sabor a fracaso
que toma el tiempo a mi estupidez
y el pulso a mis angustias,
le grito mi ira.

María Magdalena Gabetta
Pintura: "Manto Rojo" de la Pintora Argentina, Mónica Iturrioz

2 comentarios:

Laura dijo...

Aplausos Magda!!
inevitable pasar por tu blog buscando poemas que confortan el alma, jamas me voy de aqui con las manos vacías. Hermoso poema, lleno de tu fuerza, te dejo mi beso apretado.

Leilani dijo...

Concordancia perfecta entre la imagen y el poema. Maravillosa sensación que transmites en un enfado que no es enojo, sino decisión, determinación a no seguir así.

Me levanto ante este poema!