martes, 26 de junio de 2007

Madre Tierra



Desde los cumbres riscosas
miro esta tierra fecunda y soberana,
dónde crecieron y murieron mis ancestros.
El viento me trae historias pasadas,
la leyenda de la paloma, el águila y el ciervo.

Ríos de aguas cristalinas
la cruzan cual arterias de vida.
Peces de plata con ojos de rubí
nos cuentan de mares lejanos,
de otras razas, de otras creencias.

Los árboles nos hablan.
La selva nos abraza.
El puma es nuestro compañero.

Las aves cantan sus migraciones,
las estaciones las marcan,
el cielo se tiñe de diferentes tonalidades
para señalar sus rumbos aéreos,
pero siempre regresan,
mientras el cóndor vigila desde lo alto
brindándonos su grandeza.

Nada podrá hollar la pisada
que los dioses dejaron en esta madre nuestra.

Madre Tierra......

No habrá dinero que pague el tenerte.
No habrá precio por el que te entreguemos.
No podrá el hombre blanco desterrarnos,
porque aquí nacimos, aquí creamos nuestra estirpe
orgullosa de ti, cuidadosa de tu vientre.
y aquí de pie, cara al viento.....
moriremos.

María Magdalena Gabetta

Pintura: “Pueblos y Cholas” del Pintor Aymara Boliviano Roberto Mamani Mamani.

4 comentarios:

Isoba dijo...

Mis felicitaciones, Magdalena por tu blog.
Muy original.

Saludos

yacasinosoynadie dijo...

esta hermoso el poema

John Sereira dijo...

Gaia.
¿Es primitivo "personificar" la naturaleza?
Dicen que sí, le llaman animismo...
Yo no estoy tan seguro de que sea primitivo...

Saludos, Juan.

cram dijo...

Cómo se quiere la tierra de uno eh? como si fuera una persona, al fin y al cabo somos nosotros los que invadimos su terreno. La mía es España, la tuya Argentina, pero el cariño seguro es el mismo. Besazos.