domingo, 10 de octubre de 2010

El Caracol

De ese roto y desgastado caracol
que el mar depositó en mi playa
rescato susurros de otras playas,
risas de niños...
sonidos de besos....
voces de poetas...
cantos erráticos de
enamorados suicidas .
Rescato barriletes
y fogatas de leños crepitando
al ocaso
o apagándose entre suspiros
al amanecer

De ese roto y desgastado caracol
que apoyo en mi oído
rescato tu voz
a través del hilo de un teléfono
marino
que me invade en olas
y me eleva en sus crestas
hasta depositarme en la playa
de tus sueños
convertida en fina arena
deslizándome entre tus dedos.

De ese roto y desgastado caracol
rescato el sonido de alas surcando
el infinito
ángeles que acercan sus rostros
de pinturas del medioevo
y acarician mis oídos
mientras mi alma se evade
entre las espirales del caracol
convertida en sonido
en busca de oídos que quieran
escuchar la melodía
que se eleva sutil
como un arpegio de vida


María Magdalena Gabetta


Pintura: "Imagine" de Liz Hentschel

3 comentarios:

Maia dijo...

Magda, precioso poema. Un abrazo,

senddero dijo...

Mira maga un caracol que le has dado vida y te ha prporcionado una ventana para decir y de que manera las cosas del mar, del cielo y en si de la vida.. un poema lirico, donde te expresas en lo más íntimo
Un abrazo y un beso rub
www.tecuento.wordpress.com
el mundo del cuento autores gigantes

LIRIO dijo...

Magda:
He venido desde mi blog UMBRALES, siguiendo tu pista, y me he encontrado feliz, al ver mi cuadro "Imagine" acompañando a tu precioso poema.
Gracias. Ya te decía yo, desde la primera vez que lo leí en LK, que estaba yo terminando un cuadro que le iba de maravilla. ¿Verdad que estaba yo en lo cierto?

Un beso