miércoles, 9 de mayo de 2007

La Rosa del Engaño


Inicio

Él me ofreció su amor en una rosa,
Flor que envenena.
Él quiso matarme de amor,
por él entregué mi esencia.

I

Caí,
ilusionada polilla
con ínfulas de mariposa,
escuché cánticos de sirena
de su mentirosa boca.

II

Podré suicidarme
ahogándome entre sus brazos,
prisión que cautiva y encadena,
amor trunco desde su concepción,
que no subsiste
sin consumir vida ajena.

III

Me asfixia con sus pétalos,
esta narcótica mandrágora disfrazada
de terciopelo,
que de mi razón se apodera.

IV
Pobre polilla de talco,
contra sus espinas
me deshago indefensa.

Final

Seré suicida de mis propios sueños.
Esclava de su caprichosa
pasión que hipnotiza y sujeta,
ahogándome entre los pétalos rojos
de una reciprocidad engañosa,
amor que nació de una rosa,
rosa que oprime y envenena.

María Magdalena Gabetta


Pintura: "Bodegón Rosas" del Pintor Español Juan Antonio Torrijo Latorre (Graju)

6 comentarios:

_poemme_ dijo...

Un excelente poema acompañada del bello regalo que te ha hecho graju.
Felicitaciones a ambos.

Neli dijo...

Conozco a ese pintor y su extensa obra.
Sin duda este es un cuadro precioso y lo acompaña unos versos para deleitarse.
Dos genios unidos con el arte.
Enhorabuena Magda, me encantó.

davinia dijo...

Inclusive las rosas tienen espinas...
Excelentes versos María Rosa, es una delicia leerlos.

Un abrazo

Davinia o -nagore

Anémona dijo...

Belleza, Tus letras, hermosas que acompañan la maestría de mi adorado Graju. Bravísimo!!!!

Juan Antonio Torrijo Latorre dijo...

Sí, Magda, hay flores que envenenan.
Su perfume es tan embriagador, su color tan lindo, que nos atraen como polillas a la luz.
Has hecho un poema precioso viendo la imagen de mi cuadro. Te inspiró y te felicito y lo agradezco.
Gracias también por poner mi blog de cuadros.
Siento no haber podido comentarte antes pero ando liadísimo con más cosas de las que me gustaría y no entro apenas en la página.
Un abrazote inmenso que te transmita todo mi agradecimiento.
Juan

Ambar dijo...

Extraordinaria poesía para un cuadro tan bello y delicado como ella...
Juan merece todos los halagos, y vos Magdalena, ¿qué puedo agregar si sos la letra viva???